Hay imágenes que han sido tomadas de internet otras son mías, tomadas durante mi viaje a China.Si alguien tiene algún problema con las primeras, le ruego que me lo haga saber.Serán retiradas de inmediato.

jueves, 16 de septiembre de 2010

Sanmao



No me preguntes de donde vengo,

mi origen es muy lejano.

¿Por qué vagabundear tan lejos?

Por los pájaros que vuelan,

por el arroyo que fluye en el valle,

por las vastas praderas,

pero sobre todo, sobre todo,

por el olivo de mis sueños.

"El olivo de mis sueños", un poema que Sanmao escribió, dedicado a España y especialmente a su gran amor Jose (al que ella llamaba Hexi, Jose en chino)

Sanmao (1943-1991). Su verdadero nombre era Chen Ping, pero solía firmar sus novelas con el seudónimo Sanmao. Fue una importante escritora china que tuvo una relación muy intensa con España.

Desde pequeña ya destacó, incluso en una ocasión le comentó a sus profesores siendo una niña que a ella de mayor le gustaría dedicarse a recoger basura, que eso la haría feliz. También afirmó querer casarse con algún artista, como por ejemplo Picasso. Además, de niña leyó en secreto "El sueño de la Cámara Roja", un clásico de la literatura china tradicional, en clase, cuando los profesores escribían en la pizarra.

Durante la adolescencia, un profesor de matemáticas (asignatura que se le daba especialmente mal) decidió ridiculizarla un buen día, dibujando dos círculos negros alrededor de sus ojos y obligándola a caminar así por todo el recinto escolar. Debido a esto, decidió dejar de ir a clase, refugiarse más aún en la literatura y volverse una chica tímida e introvertida. Durante ese tiempo, se dedicó a leer, pintar, estudiar inglés y aprender a tocar el piano, ayudada por sus padres, que eran cristianos como ella.

Se trasladó con su familia a Taiwán, y después de estudiar Filosofía allí, dedicidió viajar sola a España, más tarde a Alemania (donde, en ocasiones, llegó a estudiar alemán más de 16 horas al día, hasta el punto que en 9 meses era ella la que daba clases de alemán) y después a Estados Unidos, para terminar de nuevo en Taiwán, donde ejerció de profesora de alemán hasta que su marido, también profesor de alemán, murió de un ataque al corazón.

Buscando quizá un poco de sí misma en el pasado, decidió de nuevo volver a España. Allí se casó con Jose María Quero y Ruiz, que aparece junto a ella en la primera foto, y con quien vivió ente Gran Canaria y el desierto del Sáhara, lugar que le apasionó y le inspiró para escribir su novela más famosa "Cuentos del Sáhara", en gran parte autobiográfica, y que no ha sido traducida al español, pese a gozar de un éxito enorme en China. Probablemente, la época que compartió con Jose María fue la más feliz de su vida.

El seudónimo de Sanmao, usado durante esta intensa época de escritora, significa literalmente 'Tres Pelos', y hace alusión a un personaje popular taiwanés de cómic llamado así por tener tres mechones, que vagaba por el mundo buscando un hogar y superando todas las dificultades, y con el que Chen Ping se sentía identificada desde niña.
Realmente, el romance entre Jose María y Sanmao empezó mucho antes, en su primer viaje a España, donde él se enamoró de ella, pero ella rehusó corresponderle debido a la diferencia de edad entre ambos. Cuando volvió a España y casualmente se encontraron en Madrid, él la llevó a su casa, donde ella descubrió que él había guardado todas sus fotos durante sus seis largos años de ausencia.
 
Desgraciadamente, en 1979, su marido se ahogó mientras practicaba submarinismo. Sanmao volvió afligida a Taiwán, donde trabajó como profesora en la Universidad, con notable éxito (sus clases siempre estaban llenas), y también dedicó gran parte de su tiempo a escribir el guión de la película "Red Dust", una historia de amor que transcurre durante la ocupación japonesa de Shanghai.
 
Lamentablemente, pese a que la película acaparó muchos premios, no obtuvo el premio del cine chino al guión, hecho que la decepcionó profundamente y donde, al parecer, había depositado muchas esperanzas.


Durante el rodaje de la película, Sanmao viajó por China (a estas alturas de su vida ya había viajado por más de 50 países), donde conoció a Wang Luobin, un famoso compositor que incluso llegó a escribirle una canción a ella. Tras no obtener el premio, Sanmao intentó volver a visitar a Luobin, pero él parecía estar ocupado trabajando siempre que ella quería verle. A su vuelta, ella padecía una extraña fiebre.

Enferma, acudió a un hospital, donde se sabe que le hicieron pruebas para detectar si tenía cáncer. Todas dieron negativo. Aún así, una noche pidió a una enfermera una pastilla para dormir y que no la molestaran durante la noche. A la mañana siguiente, la encontraron ahorcada con unas medias de seda.

Fuente: http://sisifo21.blogspot.com/2009/11/el-olivo-de-mis-suenos.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...